HEMORRAGIA EXTERNA

                                            HEMORRAGIA EXTERNA

Una hemorragia es la salida por rotura más o menos extensa de los vasos sanguíneos, ya sea hacia el interior o hacia exterior del cuerpo. La gravedad de una hemorragia dependerá  principalmente  de la velocidad con que se pierda la sangre, volumen sanguíneo perdido y además, del estado físico y edad de la persona afectada. Son diversas las clasificaciones que podríamos hacer, pero en base a su importancia desde el punto de vista del socorrista lo hacemos:   *Según el espacio en el que se vierta la sangre.   *Según el volumen perdido.  *Tipo I: Pérdida de sangre hasta los 750ml. (15%). El organismo reacciona ante esta pérdida, compensando las carencias con los depósitos de reserva que tiene (bazo, hígado y piel).    *Tipo II: Pérdida  de sangre entre 750-1500ml. (15-30%). El organismo responde con una frecuencia cardiaca mayor y una función respiratoria más fuerte para recuperarse mejor de la pérdida  sanguínea.  *Tipo III: Pérdida entre 1500 y 2000ml. (30-40%). El paciente se encontrará con sudor  frío, pálido, obnubilado.  *Tipo IV: Pérdida de más  de 2000ml. (40% y más). El paciente estará en un estado de shock hipovolèmico. Normalmente estará  confuso o en estado de coma.  PRIMEROS AUXILIOS EN CASO DE HEMORRAGIAS EXTERNAS A).Presiòn directa sobre la herida:     

**Llevar a cabo la exploración de la victima. **Tranquilizar a la victima haciéndole ver que conocemos el procedimiento y las técnicas a emplear.   **Tumbar al herido para evitar que  se lesione si se produce  un desvanecimiento.  **Aplicar presión directa con nuestras manos sobre la herida para cohibir  la hemorragia (utilizando si es posible, guantes) y en cuanto se pueda, aplicar sobre la herida una gasa o compresa, y sobre ella, la presión de nuestra mano. La aplicación directa detiene prácticamente cualquier tipo de hemorragia.  **Se aplicarà un vendaje compresivo sobre los apósitos para mantener la presión. No retirar la gasa o compresa que hemos puesto al principio, aunque estè empapada en sangre, pues con ello se retirarían los càgulos  formados  y aumentarà la hemorragia. Es preferible colocar nuevas compresas secas sobre la anterior y mantener la compresión.                                                                              B).Elevación de la extremidad afectada:                                                                                                   Siempre que exista alguna herida importante en miembros o en la cabeza, se colocarán  elevados,  de tal manera que por acción de la gravedad, se reduzca la presión de sangre sobre la zona afectada. Esta medida no se realizará si tenemos sospecha de factura en la extremidad.                                                                                                          C). Compresión sobre la arteria principal delmiembro:                           Si con la presión directa y elevación no se detiene la hemorragia y para el caso de que estas sean en las extremidades, procederemos a presionar con nuestros dedos el trayecto de la arteria, con el fin de conseguir la disminución  de la presión de la sangre en la zona. Con la presión digital tratamos de “aplastar” la arteria principal contra la dureza del hueso, interrumpiendo la corriente sanguínea:  *En el miembro superior se presionara la arteria humeral, aproximadamente en la mitad de la cara interna del brazo, debajo del relieve del musculo bíceps. *En el miembro inferior se presionara  la arteria femoral, comprimiéndola con la palma, borde de la mano o puño; esta compresión se realiza en la parte media del pliegue de la ingle para conseguir “colapsarla” contra el hueso de la pelvis.                                                                                                                                                                                        D).Torniquete:  Muy importante de saber: Estas tres medidas mencionadas  anteriormente son suficientes para cohibir una hemorragia. Incluso cuando ocurre la amputación traumática de un miembro los vasos lesionados generalmente se retraen y no sangran, bastando con  lo explicado para cohibirla. Se trata del  último recurso para controlar una hemorragia. Su empleo originara daños permanentes en músculos, nervios y vasos sanguíneos; por esto la decisión de realizarlo debe  de ser  muy meditada y cabria poner énfasis en concienciar al socorrista que ante esta decisión, y si es posible, será preferible alertar a los Servicios de Urgencia y continuar con las otras medidas mientras espera su llegada; si no se dispone de esos Servicios de Urgencia, la decisión será tomada sopesando beneficios y riesgos (la vida de la victima esta en peligro):   ** Un torniquete consiste en la aplicación de una banda de tela comprendida entre 5 a 8 centimetros  de anchura, que rodeando, ciñéndose y apretado al miembro con vueltas, comprime la arteria principal de ese miembro contra la dureza del hueso, impidiendo que siga produciéndose la hemorragia. El torniquete nunca debe improvisarse con objetos finos, cortantes o demasiado doro (alambre, cordeles, etc.), pues al apretarlos, puede ocasionar lesiones importantes.

About these ads

3 comentarios to “HEMORRAGIA EXTERNA”

  1. [...] HEMORRAGIA EXTERNA julio, 2010 3 [...]

  2. esteban Says:

    olle que buen articulo, muy interesante y me alludo mucho en mi investigacion. gracias

  3. Anónimo Says:

    orribleeeeee

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: