Gatos a estrenar

                                               Gatos kilometro zero

Tras un buen número de vías y varios resbalones granito abajo, las suelas de mis gatos están bien hechas polvo. Me dirijo sonriente a repararlas a una zapatería que me han recomendado.
Al entrar recibo una bofetada de olor a pegamento y betún mezclados. No comprendo cómo puede haber quien esté todo el día con este aire denso y poco fresco. Miro curioso y veo que todo el local está forrado de estanterías con zapatos usados o muy usados. Y me alegro al ver que una de ellas está llenita de pies de gato de esforzados escaladores.
La señorita que atiende me ofrece tres opciones:
– Suela Five-Ten, a 23 euros; suela Vibram, a 21 euros; o suela de goma cocida, a 19 euros.
Lo pienso un instante y digo:
– Five-Ten.
No he debido de decirlo muy convencido, porque ella me mira raro y saca de su baúl, con pasmosa naturalidad, sus mejores explicaciones:
– Ya sabrás que las Five-Ten son las que más se agarran, pero las que se desgastan antes.
En este punto ya no puedo dar marcha atrás. Se supone que sé por qué he elegido Five-Ten. ¡Se supone que yo soy el experto!
Con voz serena y rotunda me reafirmo:
– Five-Ten.
– Vale. Estarán para el viernes.
Me despido cordialmente y vuelvo a mis quehaceres.

(…)

Eso ocurrío hace unos días. Hoy los he recogido. La apariencia es muy buena. Ya sólo queda probar en algún peñasco escarpado mis flamantes gatos kilómetro cero y sus Five-Ten.
¡Veremos qué tal maúllan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: